Estas dos estaciones nos permiten disfrutar del buen tiempo, y escondernos del fuerte calor.

Para los que quieran combinar deporte y zonas de baño, la Garrotxa también destaca por sus incomparables “pozas” naturales que nos ofrece el terreno. No es que destaquen los ríos, pero por casi toda la comarca hay zonas naturales para poder bañarse y pasar el calor.